La lista de enfermedades que pueden ser transmitidas por insectos y que son una gran precaución para la población mundial es muy amplia y lo peor de todo es que aumenta cada año. Este es un problema latente cuando estamos disfrutando del aire libre bien sea en su propio patio trasero o en una isla tropical. Siendo los repelentes la mejor forma de evitar que vos piquen estos desagradables insectos.

Los repelentes y sus ingredientes

Según un estudio realizado por la página ConsumerReports, las personas no se toman el tiempo en leer las etiquetas al momento de comprar repelentes. Siendo este un error muy grave, ya que conocer sus ingredientes activos y sus concentraciones es muy importante para saber su efectividad y la seguridad que nos transmite.

Esta misma página señala que existen tres ingredientes activos cuyo funcionamiento es el mejor. Estos son el deet, el aceite de eucalipto de limón y la picaridina.  Estos ingredientes son completamente seguros cuando se utilizan adecuadamente, incluso si lo usan mujeres embarazadas.

Deet

Este es uno de los ingredientes que podemos encontrar en los repelentes. Si bien algunas personas asumen que una mayor concentración en deet es más eficaz, esto no es del todo cierto. Investigaciones señalan que aquellos productos con un 15% a 30% de deet tienen una protección más duradera y eficaz contra los insectos.

Recuerda que una mayor concentración puede ser un riesgo para nuestra salud, ya que puede producir erupciones e incluso en casos más graves desorientación y convulsiones. Por  el contrario un repelente con un deet de tan solo 7% no llega a funcionar del todo.

Picaridin

Este es un ingrediente sintético que busca reemplazar un compuesto presente en la planta de pimienta negra. Si bien es un ingrediente muy útil, debes buscar un producto que sea un aerosol con un 20% de picaridina. Esto se debe a que estudios indican que las lociones y un menor porcentaje de esta sustancia no es tan eficaz.

Finalmente señalar aunque la picaridina ha sido señalada como un ingrediente seguro, puede causar irritación en la piel y los ojos. Es por esta razón que se debe usar con precaución.

Aceite de eucalipto de limón

Este compuesto natural se extrae del eucalipto y puede ser uno de los ingredientes más eficaces en los repelentes. Según ConsumersReports los repelentes de insectos con un 30 % de aceite de eucalipto de limón es capaz de proteger a las personas de los mosquitos y garrapatas durante al menos 7 horas. Este es un producto seguro cuando se usa adecuadamente. En algunos casos puede producir lesiones oculares temporales y no se debe usar en niños menores de 3 años según la FDA.

Según se sabe gracias a una investigación hecha en Estados Unidos, los aceites de cedro, canela,  citronela, clavo de olor, geranio, romero y menta, brindan una protección mucho menor a comparación del aceite de eucalipto de limón.

IR3535 y 2-Undecanone

Según ConsumersReports los productos con estos ingredientes son menos efectivos y ofrecen una protección limitada. Si bien estos ingredientes son relativamente seguros, al igual que todos los repelentes, deben usarse con precaución.

La forma correcta de aplicar repelentes

Es importante aplicar correctamente los repelentes para tener una máxima protección  y evitar efectos secundarios. Para esto debes seguir los siguientes consejos:

  • Debes aplicar el repelente según se recomiende y debe hacerse solo en la piel o la ropa expuesta. Nunca debajo de la ropa.
  • Usa lo suficiente y solo por el tiempo necesario. Una dosis más fuerte no cambia el resultado, solo aumenta las probabilidades de sufrir efectos secundarios.
  • No se debe aplicar los repelentes sobre heridas o piel irritada. Para aplicar en la cara debes rociar el repelente en tus manos, frote, evitando los ojos y la boca y usándolo con moderación en los alrededores de las orejas. Evite inhalar el producto en aerosol.
  • Lava la piel con agua y jabón al final del día, y lava la ropa por separado antes de usarla. Los repelentes en la ropa puede dañar el cuero y el vinilo, y en algunos casos las telas sintéticas.
  • Trate de no combinar repelentes y protectores solares. Esto se debe a que el protector solar podría exponer al usuario a los productos químicos del repelente.
  • No apliques este repelente con alimentos cerca, recuerda lavarte las manos después de usar repelentes y antes de consumir alimentos y
  • Siempre debes consultar la etiqueta para seguir las advertencias de inflamabilidad. Si el repelente a usar es inflamable no lo uses cerca de cigarrillos y otras fuentes de fuego.
  • No use estos productos en mascotas, ya que estos usan repelentes especiales para animales.

Recomendaciones para niños

  • No permitas que tus niños usen los repelentes, ya que debes ser tú el que se lo aplique.
  • No lo uses en las manos del niño, ya que se pueden llevar las manos a los ojos y la boca.
  • Después de ingresar a su hogar o un lugar cerrado debes ayudar al niño a lavar la piel y su vestimenta con agua y jabón para eliminar los rastros de repelentes.

¿Cómo usar los repelentes?

Para que el producto tenga su máxima efectividad sigue las indicaciones de la etiqueta, recuerda que usar repelentes en forma excesiva puede causar problemas en tu salud. Sin embargo debemos resaltar que su efectividad puede depender de los siguientes factores:

  • La transpiración.
  • Exposición al agua.
  • La Temperatura ambiental
  • La atracción que genera su cuerpo a los mosquitos y otros insectos.